Sois muchas las personas que nos preguntáis cómo deberíais limpiar vuestras joyas. Y la verdad es que hacéis muy bien en preguntarlo, ya que la limpieza y el cuidado de las piezas de joyería es fundamental para su buen estado. Para que una joya luzca bonita e impecable como el primer día hay que cuidarla. Cada pieza de joyería es distinta y deberá ser limpiada de manera diferente.

El primer consejo que os queremos dar es un consejo que puede sonaros una tontería pero que a la vez es super importante. Jamás empecéis el proceso de limpieza en el lavabo o en el fregadero sin antes haber comprobado que habéis tapado el desagüe. Para una mayor seguridad limpia tus joyas en un recipiente.

 

 

Cómo limpiar una joya de oro amarillo:

Mezcla una parte de agua con una parte de amoníaco en un recipiente pequeño.

Remoja las joyas durante 30 minutos, sólo si el método ha sido previamente probado en una parte interior o poco visible. Frótalas suavemente con un cepillo de dientes en desuso.

Remoja las joyas en la solución una vez más y deja que se sequen solas.

Cómo limpiar una joya de oro blanco:

Guarda tus joyas de oro blanco apartadas de cualquier pieza de plata. Nunca manipules detergentes abrasivos o cloro con la joya de oro blanco presente, ya que podría deteriorarse. Tampoco te bañes en el mar o la piscina con ellas. Recuerda que, si tus joyas contienen piedras o metales, debes tener en cuenta si los métodos para limpiar oro pudieran afectar estas piezas.

Añadir unas gotas de jabón suave para un poco de agua caliente en un recipiente y darle un gran revuelo. Introduzca y deje reposar durante 10-15 minutos para ayudar a aflojar cualquier acumulación. Nunca use agua caliente.

Enjuague su joya con una ligera corriente de agua tibia. Si el resto del detergente se deja secar, puede opacar la apariencia del oro blanco y atraer más suciedad. Seca cuidadosamente y evita las manchas de agua, frota con un paño de microfibra suave y dale brillo a tu joya.

Como limpiar una joya de plata:

Las joyas de plata se oscurecen muy rápidamente, y a veces resulta una pena dejar que pase el tiempo, porque la plata es un metal que, si se cuida, puede durar toda la vida. Con el tiempo la plata se vuelve negra y pierde el brillo, pero no siempre se debe a la suciedad acumulada.

Coja un recipiente pequeño, y llénelo de agua caliente, hasta la mitad. Luego tenéis que añadir al agua, una o dos pastillas efervescentes tipo aspirina o antiácido e introduciremos dentro del recipiente las joyas de plata, y las pastillas efervescentes y actuarán limpiando las joyas.

Deje las joyas durante unos 20 minutos dentro del recipiente, y las pastillas efervescentes irán quitando la suciedad a la plata. Pasados los 20 minutos, saque las joyas del recipiente y enjuáguelas con agua corriente. Seque las joyas con un trapo suave.

 

Además, es muy adecuado que nos traigáis vuestras joyas a la joyería para que se haga una limpieza profesional dos veces al año. Los profesionales someteremos vuestras piezas a una limpieza profunda con una máquina especial. Y si se considerara oportuno se procedería a rodinar la pieza para que la montura quede como nueva.

Pin It on Pinterest