Son muchos los clientes que nos preguntan como se consigue el oro blanco o el oro rosa.

Así que nos hemos animado a escribirlo aquí de una forma simple para que no tengáis mas dudas .

El oro puro, también conocido como oro de 24 Kilates, es siempre amarillo.

A la hora de trabajarlo para joyería, se mezcla con otros metales, ya que el oro puro es demasiado inconsistente.

Las mezclas suelen ir desde 10 Kilates( 10 partes de oro 14 de metal) a 18 Kilates (18 partes de oro a tan sólo 6 de metal).

Resumiendo, si mezclamos el oro con metales como el paladio o el platino, este cogerá un color mas blanquecino.

Si lo que buscamos es un tono rosado, entonces, mezclaremos oro de 24 Kilates con plata y cobre.

Una vez aclarado el tema del color. Pasaremos a explicar que es el rodio y para que se utiliza.

El rodio es un metal precioso, al igual que la plata o el oro. Este tiene un coste muy superior al del oro. Su cualidad es que tiene un brillo increíble y un color blanco muy bonito.

rodio

Su inconveniente es que con el tiempo desaparece ese brillo.

El rodio es una aliado en joyería ya que le da el toque final a las piezas en oro blanco. Les da un acabado brillante y blanco muy bonito.

Con el paso del tiempo cuando nuestra joya pierda ese brillo puede volverse a dar un baño de rodio, ya que este no tiene un precio muy elevado y nuestra joya volverá a lucir como el primer día.

¿Os queda claro el tema del oro y sus colores?

Pin It on Pinterest